EFEVerde.- El Monte Saint-Michel, un imponente promontorio de granito en el centro de una bahía del noroeste francés, recibe hoy la llamada “marea del siglo”, que elevará las aguas del Atlántico 14,6 metros de altura y ofrecerá una espectacular estampa de ese célebre enclave turístico
La marea crecerá el equivalente a un edificio de cuatro pisos de altura y, por primera vez en el siglo XXI, sumergirá completamente la pasarela que conecta la costa con el Monte Saint-Michel, clasificado como patrimonio de la humanidad por la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) desde 1979.
Se trata de un fenómeno que se repite en ciclos de unos dieciocho años y medio y que deja completamente rodeado de agua el emblemático pueblo medieval, una península con falsa apariencia de islote coronada por una abadía situada a 170 metros por encima del nivel del mar.
La llamada “marea del siglo”, que no regresará hasta marzo de 2033, responde a la inusual alineación del Sol y la Luna, cuyas masas atraen excepcionalmente las aguas en la misma dirección, funcionando como una suerte imanes sobre los mares.
El punto álgido de la crecida se producirá a las 20.03 hora local del sábado (19.03 GMT), con un coeficiente de 119 en una escala de 120 puntos, según el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Marina (SHOM). El máximo del año pasado fue de 115 puntos.
Si durante todo este primer fin de semana de la primavera europea la pleamar resulta extraordinaria, no lo es menos la bajamar, que en solo seis horas dejará sin agua planicies habitualmente sumergidas.
Además de contemplar el magnífico paisaje salpicado de improvisados islotes, se puede disfrutar de la “marea del siglo” recogiendo moluscos y crustáceos de la arena de las playas cercanas a esa joya arquitectónica de la Baja Normandía francesa.
Chirlas, gambas, navajas, mejillones, tortugas… y langostas, para los más afortunados, quedarán a merced de una legión de aficionados a la pesca a pie, que patrullarán la despejada costa perpetrados con guantes y botas de goma, cuchillos y cestas de pesca.
El fenómeno, que también dejará paisajes deslumbrantes en otros puntos de Normandía y Bretaña, generará importantes ingresos turísticos para la región donde se encuentra el Monte Sain-Michel, que cada año visitan más de tres millones de personas y solo aventajan en Francia la ciudad de París y el Palacio de Versailles.
La Oficina de Turismo de Pontorson, a diez kilómetros del Monte Saint-Michel, indicó a la cadena “France 3″ que el fenómeno traerá “una marea humana incluso más importante que la del Tour de Francia”, que visitó el municipio en julio de 2014.

Written by ArleySr

Arley Londoño Hernandez, cerca de 40 años en las comunicaciones, mas de 27 en Estados Unidos, narrando y presentando deportes con las Cadenas Telemundo, CNN, Goltv y actualmente con Directv Sports...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.