La etapa de Rodez se está convirtiendo en una de las capitales de los pegadores, como puede ser Huy en la Flecha Valona o Cauberg durante la Amstel Gold Race. En este tipo de citas se suele saber quiénes son los favoritos. Después de su victoria en 2015, la côte de Saint-Pierre parecía tallada para un nuevo éxito de Greg van Avermaet, que durante este tiempo se convirtió en campeón olímpico en Río. Tal vez no sea fuerza lo que le ha faltado al belga en la parte final, pero su anunciado rival, Michael Matthews, ha combinado con mayor eficacia la potencia y el timing para imponerse con autoridad sobre línea de llegada. Un año después de conquistar su primer ramo en Revel, el corredor de Sunweb confirma que es uno de los más serios clientes en este tipo de contiendas. Al margen de la victoria de etapa, Chris Froome batalló para obtener el séptimo lugar y sobre todo crear una brecha sobre Fabio Aru, lo que le ha permitido recuperar el liderato de la general, con 19 ” por delante de italiano. Justo detrás, Romain Bardet se coloca a 23”, el podio más apretado de la historia a estas alturas de la carrera

4+1 en fuga

La 14ª etapa del Tour de Francia 2017, de 181,5 km. entre Blagnac y Rodez dio comienzo con un ataque en el Km 0 de Thomas Voeckler (Direct Energie) al que se unieron de inmediato Timo Roosen (LottoNL-Jumbo), Thomas De Gendt (Lotto-Soudal) y Maxime Bouet (Fortuneo-Oscaro). El grupo levanta el pedal momentáneamente para permitir conectar a Reto Hollenstein (Katusha), que marchaba a su caza, y sumar así un miembro más para colaborar en la aventura. Los cinco fugados alcanzan una diferencia máxima de tres minutos en el km 25. Por detrás, el BMC, Bahrain y Sunweb comandan el pelotón y mantienen la fuga en torno a los dos minutos.

Kittel, 10 puntos más

El quinteto cruza el sprint intermedio de Rabastens (km. 55,5) liderado por De Gendt, que se lleva los 20 puntos. El pelotón lo hace con 2’05” de retraso, con Marcel Kittel al sprint sobre Michael Matthews, su amenaza más cercana en la lucha por el jersey verde, para recoger 10 puntos. En la primera ascensión puntuable de la etapa, la Côte du viaduc du Viaur (3ª cat. Km. 131), Thomas De Gendt se hace con los dos puntos, seguido por Thomas Voeckler, que se lleva uno. El pelotón cruza la cima 2’02” más tarde.

De Gendt deja a Voeckler

El maillot verde hace la goma y pierde definitivamente contacto con el pelotón a pesar de la ayuda de su compañero de equipo Fabio Sabatini. En las rampas la Côte de Centres (3ª cat. Km 145) De Gendt y Voeckler se marchan de sus compañeros de fuga y coronan en solitario, con el belga en cabeza. A falta de 32 km, De Gendt siente que aún tiene buenas piernas y abandona a francés, pero el pelotón fuerza la marcha y da fin a su aventura a falta de 12,6 km. En último tramo, Lammertink (Katusha), Caruso (BMC), Arndt (Sunweb) y Périchon (Fortuneo) prueban en vano evitar una llegada masiva.

Froome, de nuevo de amarillo

El pelotón se planta agrupado en la base de la rampa de la Côte de Saint-Pierre, 500 metros de fuerte pendiente hasta la meta. Un sprint para golpeadores se  prepara. Los principales candidatos están bien colocados. Un trío belga emerge con Oliver Naesen, Greg van Avermaet y Philippe Gilbert, pero se ven superados en los últimos doscientos metros por la potencia de Michael Matthews, que cruza la meta con autoridad. Fabio Aru pierde el maillot amarillo, que vuelve a Chris Froome al entrar en séptima posición, y después de haberlo perdido Peyragudes.

Written by ArleySr

Arley Londoño Hernandez, cerca de 40 años en las comunicaciones, mas de 27 en Estados Unidos, narrando y presentando deportes con las Cadenas Telemundo, CNN, Goltv y actualmente con Directv Sports...

Deja un comentario