Los agricultores no solo son nuestros productores de alimentos, sino que son también guardianes de nuestros recursos naturales: suelos, agua, biodiversidad y semillas. Son, además, innovadores. Desde los comienzos de la agricultura, han tenido que cambiar, adaptarse y crear nuevas formas de trabajar la tierra, lidiar con terrenos difíciles y soportar climas y fenómenos climáticos extremos. Su supervivencia y medios de vida dependían de ello, por lo que encontraron formas de salir adelante.

Las granjas familiares representan el 90% de las explotaciones agrícolas del planeta y producen más del 80% de los alimentos a nivel mundial. Los agricultores familiares gestionan además cerca del 75% de todas las tierras agrícolas. Sin embargo, paradójicamente, a menudo son pobres y padecen inseguridad alimentaria. Reconocer las innovaciones exitosas que ya han sido usadas y ayudar a difundirlas a otros agricultores, es vital para el futuro de la agricultura y la alimentación. Necesitamos ampliar las innovaciones en la agricultura para poder alimentar a una población creciente y cada vez más urbanizada.

La innovación no son solo buenas ideas, y es mucho más que tecnología. En pocas palabras, la innovación es el proceso a través del cual individuos u organizaciones utilizan productos, procesos o formas de organización –nuevos o ya existentes– por primera vez. La innovación en la agricultura está presente en todas las dimensiones del ciclo de producción a lo largo de toda la cadena de valor, desde la producción agrícola, forestal, pesquera o ganadera hasta la gestión de insumos y recursos para el acceso a los mercados.

Presentamos cinco ejemplos de cómo la innovación está transformando la agricultura en el mundo:

1. En la República Dominicana, se aplicó la técnica del insecto estéril (TIE) para erradicar la mosca mediterránea de la fruta. En 2015, un brote de esta plaga obligó al país a promulgar una prohibición inmediata de sus exportaciones de frutas y hortalizas, dañando gravemente la segunda fuente de ingresos más importante del país. La TIE es una técnica innovadora en la que se esterilizan insectos machos en laboratorios. Cuando se liberan en la naturaleza, se aparean con hembras, pero no tienen descendencia. Con el tiempo, esto reduce significativamente la población de insectos. En 2017, la población de moscas de la fruta mediterránea del país fue oficialmente erradicada. La TIE es una de las formas de control más respetuosos con el medio ambiente, ya que no requiere el uso de productos químicos en el hábitat nativo del insecto.

2. En Tanzania, donde gran parte de la población rural tiene dificultades para obtener ingresos sostenibles, los agricultores están encontrando nuevos usos para el árbol indígena Allanblackia, ya que el aceite de sus semillas es rico en nutrientes. Usando este aceite, los agricultores han desarrollado nuevos productos, como cremas y lociones para la piel, que son lucrativos en el mercado y han atraído la atención internacional. Las incipientes cadenas de suministro en el país contribuyen a aliviar la pobreza y conservar la biodiversidad, dando a los campesinos locales la oportunidad de aumentar sus ingresos gracias al acceso a los mercados internacionales.

Izqda: los miembros de IITA Youth Agripreneurs en Nigeria usan un horno de ahumado para poder vender bagres frescos a un precio más alto. © IITA Dcha: Con el sistema eLocust3, la FAO ha monitoreado y previsto posibles amenazas a la producción alimentaria en Eritrea. La herramienta utiliza observaciones de campo realizadas durante las inspecciones y transmite los datos al Centro Nacional de lucha contra la langosta en tiempo real por satélite. ©FAO/Keith Cressman

3. En la India, el gobierno del estado de Telanagana implementó un nuevo plan de seguros denominado Rythu Bandhu. Este programa otorga a los agricultores en el estado 4 000 rupias (55 USD) por acre por temporada para apoyar las inversiones y comprar insumos agrícolas. El personal de Rythu Bandhu supervisa la distribución de los fondos, recopila datos sobre el uso y resultados de las subvenciones y desarrolla una relación de proximidad con los campesinos para garantizar una planificación exitosa de los cultivos. Este plan permite a los agricultores escapar de los ciclos de deuda y pobreza y desarrollar iniciativas agrícolas sostenibles y lucrativas.

4. A nivel mundial, se está utilizando una aplicación móvil llamada eLocust3 para monitorear y detectar rápidamente una de las plagas migratorias más peligrosas del mundo: la langosta del desierto. La aplicación combina los últimos avances en información, comunicación y tecnologías satelitales en un sistema unificado de monitoreo y alerta temprana. Ha contribuido de forma significativa a reducir la duración, severidad y frecuencia de las devastadoras plagas de langosta del desierto en África y Asia.

5. Otro ejemplo es una plataforma de inteligencia artificial, Agripredict, iniciada por una empresa en Zambia, y que además resultó ganadora en la competición #HackAgainstHunger de 2018 en Rwanda. Se basa en el uso de una simple foto de teléfono móvil para detectar la presencia de plagas o enfermedades. También puede pronosticar la probabilidad de invasiones de plagas, como el gusano cogollero del maíz, y predecir la posibilidad de patrones climáticos adversos como sequías, inundaciones y frentes fríos.

La FAO y sus socios utilizan drones para determinar los lugares donde los sistemas agrícolas están particularmente amenazados por los desastres naturales. © Knoell Marketing/Unsplash

Innovación para un mundo con #HambreCero

Cada año exigimos más a nuestros recursos naturales. El número de personas que sufre hambre aumenta y la población mundial crece. En este contexto, la innovación agrícola es fundamental para ayudar a los agricultores familiares a utilizar los recursos de una manera mejor y más eficiente.

La FAO ha organizado un Simposio internacional sobre innovación agrícola en favor de los agricultores familiares para impulsar acciones colectivas y aumentar la comprensión sobre qué se necesita para apoyar la innovación. El simposio ayudará a las partes interesadas y responsables de la toma de decisiones a formar nuevas asociaciones, intercambiar conocimientos y buscar oportunidades para ampliar las innovaciones agrícolas.

Debemos actuar de forma colectiva para eliminar las limitaciones (tecnológicas, sociales, organizativas, políticas o de otro tipo) que ahogan la capacidad de los agricultores familiares para innovar, al mismo tiempo que se fomenta el intercambio de buenas prácticas, productos y herramientas agrícolas. La innovación es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo #HambreCero.

fao.org

Written by ArleySr

Arley Londoño Hernandez, cerca de 40 años en las comunicaciones, mas de 27 en Estados Unidos, narrando y presentando deportes con las Cadenas Telemundo, CNN, Goltv y actualmente con Directv Sports...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.