commissioner-letter-header

A nuestros fans:

Primero quiero agradecerles por su apoyo continuo al gran juego de béisbol. La temporada pasada, se nos recordó cómo el pasatiempo nacional puede unirnos y restaurar nuestra esperanza a pesar de los difíciles desafíos de una pandemia mundial. A medida que comenzamos a salir de uno de los períodos más oscuros de nuestra historia, nuestros estadios se llenaron de fanáticos; los juegos estaban llenos de emoción; y millones de familias sintieron la alegría de ver béisbol juntas.

Es por eso que estoy tan decepcionado por la situación en la que se encuentra nuestro juego hoy en día. A pesar de los mejores esfuerzos de la liga para llegar a un acuerdo con la Asociación de Jugadores, no pudimos extender nuestra historia de 26 años de paz laboral y llegar a un acuerdo con la MLBPA antes de que expirara el CBA actual. Por lo tanto, nos hemos visto obligados a comenzar un cierre patronal de jugadores de Grandes Ligas, efectivo a las 12:01 am ET del 2 de diciembre.

Quiero explicarles cómo hemos llegado hasta aquí y por qué tenemos que tomar esta medida hoy. En pocas palabras, creemos que un cierre patronal fuera de temporada es el mejor mecanismo para proteger la temporada 2022. Esperamos que el cierre patronal impulse las negociaciones y nos lleve a un acuerdo que permita que la temporada comience a tiempo. Este cierre patronal defensivo era necesario porque la visión de la Asociación de Jugadores para las Grandes Ligas de Béisbol amenazaría la capacidad de la mayoría de los equipos de ser competitivos. Simplemente no es una opción viable. Desde el principio, la MLBPA no ha estado dispuesta a moverse de su posición inicial, comprometerse o colaborar en soluciones.

Cuando comenzamos las negociaciones sobre un nuevo acuerdo, la Asociación de Jugadores ya tenía un contrato que no cambiarían por ningún otro en los deportes. Los jugadores de béisbol no tienen tope salarial y no están sujetos a una duración máxima o cantidad en dólares en los contratos. De hecho, sólo MLB tiene contratos garantizados que duran 10 o más años, y más de $300 millones. No hemos propuesto nada que cambie estos fundamentos. Si bien hemos escuchado repetidamente que la agencia libre está «rota», en el mes de noviembre se comprometieron $1.7 mil millones para agentes libres, rompiendo el récord anterior en casi cuatro veces. Al final de la temporada baja, los clubes habrán comprometido más dinero a los jugadores que en cualquier temporada baja en la historia de la MLB.

Trabajamos duro para encontrar un compromiso al tiempo que hacíamos que el sistema fuera aún mejor para los jugadores, abordando las preocupaciones planteadas por la Asociación de Jugadores. Por primera vez en la historia del béisbol ofrecimos establecer una nómina mínima a ser cumplida por todos los clubes; permitir que la mayoría de los jugadores lleguen antes a la agencia libre a través de un sistema basado en la edad que eliminaría cualquier reclamo de manipulación del tiempo de servicio; y aumentar la compensación para todos los jugadores jóvenes, incluido el aumento del salario mínimo. Cuando las negociaciones carecían de impulso, tratamos de crear algunas ofreciendo aceptar el bateador designado universal, crear un nuevo sistema de draft utilizando una lotería similar a otras ligas y aumentar el umbral del impuesto de balance competitivo que afecta solo a un pequeño número de equipos.

Hemos tenido desafíos antes con respecto a hacer acuerdos laborales y hemos superado esos desafíos cada vez durante mi mandato. Lamentablemente, parece que la Asociación de Jugadores llegó a la mesa de negociaciones con una estrategia de confrontación más que compromiso. Nunca vacilaron colectivamente en el conjunto de propuestas más extremas de su historia, incluidos recortes significativos al sistema de reparto de ingresos, un debilitamiento del impuesto al balance competitivo y el acortamiento del período de tiempo que los jugadores juegan para sus equipos. Todos estos cambios harían que nuestro juego fuera menos competitivo, no más.

Para ser claros: Este paso difícil pero importante no significa necesariamente que los juegos serán cancelados. De hecho, estamos dando este paso ahora porque acelera la urgencia de un acuerdo con la mayor cantidad de pista posible para evitar dañar la temporada 2022. Retrasar aún más este proceso solo pondría en riesgo el Entrenamiento de Primavera, el Día de Apertura y el resto de la temporada, y no podemos permitir que un acuerdo vencido vuelva a causar una huelga en la temporada y una Serie Mundial perdida, como experimentamos en 1994. Todos les debemos a ustedes, nuestros fanáticos, algo mejor que eso.

Hoy es un día difícil para el béisbol, pero como he dicho todo el año, hay un camino hacia un acuerdo justo, y lo encontraremos. No dudo que la Liga y los Jugadores compartan un aprecio fundamental por este juego y un compromiso con sus aficionados. Sigo siendo optimista de que ambas partes aprovecharán la oportunidad de trabajar juntas para crecer, proteger y fortalecer el juego que amamos. MLB está listo para trabajar día y noche para cumplir con ese objetivo. Insto a la Asociación de Jugadores a que se una a nosotros en la mesa.

mlb.com

Written by ArleySr

Arley Londoño Hernandez, cerca de 40 años en las comunicaciones, mas de 27 en Estados Unidos, narrando y presentando deportes con las Cadenas Telemundo, CNN, Goltv y actualmente con Directv Sports...