El español queda a un triunfo de su 29ª final de Grand Slam.

Los amargos recuerdos de hace un año aparecieron de repente. Cuando este martes pasó de una ventaja de 2-0 en sets a un decisivo ante Denis Shapovalov, quizá se le vino a la mente su derrota de 2021 ante Stefanos Tsitsipas. También en cuartos de final. También en la Rod Laver Arena. Rafael Nadal quedó muy cerca de revivir aquella decepción y de sufrir la tercera derrota de su carrera en Grand Slams tras ganar las dos primeras mangas.

Y las circunstancias no dejaban pensar que podía evitarla. Al término del cuarto parcial, Nadal había pedido atención médica por problemas estomacales. Y a esa altura, ya estábamos hablando del partido con más dobles faltas en la carrera del español (11). Pero el 20 veces campeón de Grand Slam dio una nueva clase de resiliencia y se terminó imponiendo con parciales de 6-3, 6-4, 4-6, 3-6, 6-3 en cuatro horas y ocho minutos, para así asegurarse de disputar el viernes el partido No. 90 de su carrera en el Abierto de Australia (ahora récord de 74-15).

Su duelo previo con Denis, aunque disputado en condiciones muy distintas, marcó un lineamiento clave que le permitió ganar mucho terreno este martes. En ese duelo de octavos en Roma 2021, el español perdía 3-6, 0-3 y 30/40 cuando, repentinamente, cambió de estrategia: empezó a atacar más el revés rival. Y esa estrategia, que le sirvió para terminar quedándose con el triunfo tras salvar dos match points, fue empleada este martes por Rafa. Pero desde el mismísimo inicio del encuentro.

El No. 6 del Ranking ATP enjauló a Shapovalov en su lado del revés. En la primera manga, seis de los nueve winners de Nadal cayeron en esa zona. Y mientras en su duelo de octavos buscó casi siempre el resto de derecha del también zurdo Adrian Mannarino, este martes hizo lo contrario. El 58% de sus saques adentro en la manga inicial buscaron el revés del canadiense. Y la recompensa se vio reflejada a los 29 minutos al ganar el primer set gracias a un quiebre en el 2-1 y a un 89% de puntos ganados con el primer servicio.

Y con esa intención de atornillar al 14° cabeza de serie en su lado del revés, y de sorprenderlo cada tanto apuntándole a la derecha, Nadal siguió buscando con determinación su octavo triunfo de la temporada (récord ahora de 8-0). Mientras que, desesperado por desarticular la estrategia rival, Shapovalov pasó demasiado tiempo invirtiéndose. Aunque así conectó winners, también cometió varios errores no forzados. Muchos de ellos buscando la derecha de Nadal para proponer un peloteo cruzado y así poder salir de su jaula en el ala del revés.

Exactamente eso sucedió en el 30/30 del 3-3 en el segundo parcial: un error no forzado de derecha invertida de Shapo que buscaba la derecha de Rafa y que redundó en el primer break point de la manga. Break point que, por cierto, fue aprovechado por un winner de revés del español. Nadal llevaría la ventaja de quiebre arriba a buen puerto. Y a pesar de que se le escapó un set point en el 5-3 al resto, cerró la manga con una gran noticia. Para ese momento, no había enfrentado oportunidades de ruptura con su saque, y solo había perdido nueve bolas con su primer servicio.

El partido parecía encaminado. Tanto por el transcurso como por el antecedente de que Nadal empezaba el tercer set con récord 251-3 en su carrera tras ganar los dos primeros parciales (no solo en majors). Pero Denis, que buscaba ser el segundo canadiense en avanzar a semifinales de este evento (tras Milos Raonic en 2016), se aferró a sus probabilidades de remontar. Incluso llegó a tener ventaja de 15/40 al resto en el 3-2 del tercer set. Se le escaparon luego de dos errores forzados de revés por primeros saques del español.

Se notaba a un Shapovalov con menos que perder, e intentando subir más a la red para evitar peloteos desde el fondo (conectó 8 winners de volea en el 3°, solo dos menos que en el 1° y el 3° combinados). Su atrevimiento vio frutos en el 5-4 al resto, cuando pudo quebrar por primera vez y al mismo tiempo quedarse con el parcial.También Podría Interesarle: Granollers/Zeballos Irrumpen En SF De Australia

Con la confianza renovada y un Nadal menguado (pediría asistencia médica más adelante), el No. 14 del mundo quebró en el 2-1 del cuarto parcial, y protegió con rigurosidad su ventaja hasta forzar un quinto. No sin antes remontar un 15/40 (en parte gracias a dos aces), cuando sacaba para el set. Ya no parecía tan descabellado pensar que conseguiría el segundo triunfo de su carrera tras perder los dos primeros sets (también ante Haase en Copa Davis 2018).

Pero Nadal resucitó en el momento oportuno. En su primer game al resto del quinto set, obtuvo un quiebre que confirmó dramáticamente en el siguiente juego salvando dos break points. A partir de ahí, se las arregló con la energía que le quedaba para contener los intentos de reacción rival y así mantener la ventaja hasta sellar su triunfo No. 74 en Australia y dejar en 4-1 su historial con Shapovalov.

Con este resultado, el 20 veces campeón de Grand Slam corta una racha de dos partidos perdidos en cuartos de final de este evento, y consigue su primera clasificación a semifinales en Melbourne desde 2019, y la No. 36 de su carrera en Grand Slams. Ahora, ante el ganador del duelo entre Gael Monfils y Matteo Berrettini, Rafa estará buscando fu final No. 29 en torneos de esta categoría.

¿Sabías Que..?
Rafael Nadal quedó a una victoria de convertirse en el tercer hombre de la Era Abierta con al menos 500 triunfos en pistas rápidas. Igualaría a Andre Agassi (592), Novak Djokovic (634) y Roger Federer (783).

atptour.com

Written by ArleySr

Arley Londoño Hernandez, cerca de 40 años en las comunicaciones, mas de 27 en Estados Unidos, narrando y presentando deportes con las Cadenas Telemundo, CNN, Goltv y actualmente con Directv Sports...